A mis futuros hijos

A mis futuros hijos de Monica GaeTiempo de lectura: 2 minutos

Autor: Mónica Gae

Pensé que estudiarías otra carrera

una de verdad y no esa por más que te haga feliz

pensé que serías más alto

mejor persona

más valiente y menos tímido

más audaz que el resto menos ínfimo.

Cuántas veces has oído que no puedes

que no debes

si no prefieres mejor esto a lo que tienes

que se baje el mundo de este tren y no tú

porque este tren es sólo tuyo.

A mis futuros hijos les diré que estudien

sobre todo, la manera de ser fieles a sí mismos

les diré que se equivoquen

que rectifiquen que a veces para aprender a perdonar

es necesario sentir el perdón primero.

Les diré que desde el vientre les hice un corazón con alas

que un día alguien se las romperá

y que no pasa nada

que todo pasa

que no tengan miedo a llorar porque somos agua

que el Amor es la única religión que acepta a quien quieras amar

les diré que escuchen con atención y que aprendan a callar

que el silencio es un lenguaje que pocos saben apreciar.

Les hablaré de ti, y de ti, y de ti

porque tienen que saber que antes de la calma hubo tormenta

y que hasta las peores épocas hacen de uno lo que uno es

que no se arrepientan ni siquiera de no haberlo intentado

porque no haberlo intentado sirve para darse cuenta

de que no sirve de nada no intentarlo

y por tanto tiene también su utilidad.

Que habrá días que se sientan solos

que solos tendrán que aprender a quererse

porque sólo el amor propio te hace valorar el amor ajeno.

Que cierren los ojos e imaginen otros mundos

que vean la ignorancia del que juzga y se cree superior

que ningún color de piel se escapa de la gama del ser humano

que ninguna condición sexual, ideología o raza es mejor que otra

y que la condena del que no ve más allá es ser portador de esa misma ceguera.

Les diré que yo también tuve su edad y conocí el rechazo

les diré que salten, que pinten, que lean y que bailen como baila su madre

les diré que cuando la conocí vi un océano en su piel

y que ellos son el fruto de nadar por ella, de nadar con ella

les diré que ya los queríamos antes de que nacieran

y que del mismo modo

les seguiremos queriendo cuando ya no estemos.

Les diré que son nuestro legado

que sólo quien te quiere te quiere libre

que el orgullo es un disfraz que espero que no hereden

y que no guarden rencor

porque un día necesitarán espacio

y si bien lo malo ocupa lugar

lo bueno crea habitaciones nuevas en el pecho.

Les diré que un día escribí esta carta

porque la noche anterior vi a su madre dormir

y le besé la tripa y en ese beso os decía esto

sé que faltan años para conoceros

pero de algún modo

…ya os queremos.

Si aún no la has leído, búscala, síguela, que gente como ella solo le hace bien y más bien a la humanidad. https://www.instagram.com/p/BT7KteiFGFc/?utm_source=ig_web_copy_link

Deja un comentario